HIFU Corporal

Son ultrasonidos focalizados de alta Intensidad que destruyen el tejido graso subcutáneo que después el cuerpo eliminará naturalmente, sin dañar la dermis, epidermis y tejidos adyacentes. La grasa se va eliminando de forma gradual a través del organismo, con lo que se consiguen efectos reductores desde la primera sesión.

Ayuda a tratar la adiposidad localizada de forma no invasiva, indolora y sin necesidad de recurrir al quirófano.