Peeling facial

Literalmente la palabra “peeling” significa pelar o decapar. En dermocosmética, es aquello que produce una renovación celular acelerada de las capas de la piel con fines diversos como limpieza, nutrición, hidratación, astringencia, disminución de los efectos de envejecimiento, acción antiseborreica, despigmentante, etc.

El peeling químico es un tratamiento que se realiza para mejorar la apariencia de la piel o para prepararla para recibir un tratamiento posterior.

Consiste en la aplicación de sustancias químicas en la piel para exfoliar y hacer que se desprendan las células ‘muertas’ y dañadas. Esta descamación favorece la renovación cutánea, elimina imperfecciones y mejora y uniformiza el tono de la piel.