Rellenos Faciales

Con el paso de los años el colágeno y las fibras elásticas se degradan y la calidad del ácido hialurónico propio se reduce. Como resultado, la elasticidad disminuye y la rugosidad y sequedad de la piel aumentan.

El ácido hialurónico es una biomolécula generada por nuestro propio organismo con el que conseguimos un tratamiento de belleza que alisa la piel de forma suave y natural desde el interior.